Influenza y la republica bananera de Mexico

Que triste es vivir en una republica bananera, es triste por muchas razones pero una de ellas es cuando la gente vale menos que alguna producción cultural (dinero, algún servicio, poder)

Actualmente en México vivimos una pandemia de influenza porcina que esta trastocando todos los niveles de la sociedad, nuestra estable vida cotidiana se ha visto turbada por una serie de medidas que normalmente los mexicanos no estamos acostumbrados a llevar, cosas como: cubre bocas, guantes de látex, cero contacto físico, gel antibacterial, cines cerrados, restaurantes sin gente, etc.

No se que tan grave sea esto, pero la OMS ha elevado la alerta mundial a 5 de una escala de 6, que en pocas palabras dice que la pandemia es inminente, y por esto escribo este articulo debido la manera anormal que nuestro gobierno a tomado las decisiones para lidiar con el problema. Por una parte las clases están suspendidas, se han cerrado restaurantes, bares, cines y en teoría es para que no se generen concentraciones de personas, que puedan generar un ambiente propicio para la diseminación del virus.

Lo que me intriga es la pregunta: ¿Por qué no han cerrado o restringido el sistema de transporte colectivo (Metro, Camiones, etc.) Cualquiera que viva en México sabrá que es viajar en el metro, sabrá el hacinamiento de 100 almas en un vagón por las mañanas, habrá visto los cientos de personas que se juntan en las estaciones mas importantes. Por que el gobierno no lo cierra o regula?

Probablemente la respuesta es por que no se quiere afectar al aparato productivo, no se quiere parar a la “economía” como dicen algunos analistas de opinión. Que son unas cuantas vidas si con estas se puede no parar al sistema.

En mi caso trabajo en una delegacion, Benito Juarez para ser mas especifico, aquí no hay escalonamientos de personal que eviten la concentración de personas, aquí se entregaron cubre bocas hasta el día lunes por la tarde (6 PM), aquí no es “obligatorio” el uso de cubre bocas por el personal, aunque sea una oficinal publica, aquí no hay ley y las autoridades no se preocupan por los trabajadores

Por lo anterior digo que vivimos en una republica banana, y en específico en una delegación banana, ¿Que es necesario que 5 de cada 10 funcionarios delegacionales presenten algún síntoma o estén enfermos para aplicar medidas sanitarias? Este es el precio de tener un gobierno, país y gente bananera

Anuncios

~ por rocambolesque en 29 abril 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: