De la “pelea” entre el arte y la ciencia así como cosas peores

 

 

 

 

“La ciencia es como un hablantín que arruina la película contándonos el final, yo creo que hay cosas que no queremos saber, cosas importantes.” Ned Flanders

 

Hace un par de días en el café Conejo Blanco discutíamos unos viejos amigos y yo sobre las transformaciones de los cánones estéticos corporales a través del tiempo, cada uno llegábamos a la conclusión que estos cánones son construcciones subjetivas de la realidad hechos por la sociedad en la vida cotidiana y por lo tanto la belleza no existe como un termino puro; de la mesa contigua dos chicas y sus respectivos acompañantes  nos interrumpieron para cuestionarnos sobre el como utilizábamos el termino “estética”.  Se denominaban literatos y afirmaban estar versados en aspectos artísticos, solo recuerdo el nombre de una chica (Sandra) y el de un hombre de risa más fingida que la de Nicolás Alvarado (Omar).

 

Omar nos cuestionaba el tecnicismo al que habíamos reducido a  la belleza corporal, me decía que  le recordaba un articulo de la Revista de libros de nombre “El olor de la tinta” escrito por Claudio Magris, que en pocas palabras el autor afirmaba basándose en el texto Atlas occidental, que el conocimiento científico al explicar los fenómenos de la realidad como la felicidad, la belleza,  la vida y demás les despoja de la magia o aspecto sensible.

 

“El conocimiento científico penetra cada vez mas la realidad, pero a la vez disuelve; cuando se estudia la naturaleza, uno ya no se topa con cuerpos, formas y colores sino con formulas, modelos matemáticos, abstracciones de la mente que la fantasía no logra representar correctamente” (Del Guicide, 200)

 

Y fue mientras mis amigos se batían en una discusión a capa y espada con los literatos que entre en una especie de ensoñación mientras reflexionaba lo que me habían dicho Omar. Esto por que  una parte de mi decía que podía tener razón y por otra parte que ese tipo era un pseudo intelectual,  me sentía en el medio de dos posturas hacia la vida, debido a que por una parte soy un Sociólogo, miembro de una disciplina de científicos sociales del mas alto rango y por otra parte un amante del arte en muchas de sus manifestaciones.

 

Pensaba que por una parte mi educación científica me ha permitido observar la realidad social de una mediante teorías y abstracciones, mediante la investigación es posible afirmar que palabras como libertad, belleza, bueno y malo son simples construcciones que han cambiado a través de la historia en la sociedad

 

 

Pero por otra parte disfruto las cosas que ofrece la literatura, el mundo de horror materialista de Lovecraft, el fantástico medieval de Tolkien y el horror sencillo de Stephen King.

 

El punto es que cuando cierro un libro de literatura, se que no hay magia en el mundo, ni duendes, ni suerte y que el malo del cuento recibe ese mote por que la sociedad valoriza ciertas practicas sociales y actitudes como negativas. Cosa que me lleva a pensar que mi pensamiento es regido hegemónicamente por el paradigma científico que prioriza el uso de la razón para entender con lo que interactuó. Aun así me pregunto  donde quedo esa mente que creía en la fantasía y la magia de cuando era niño  y que actualmente muchas personas continúan poseyendo al creer en lo espiritual y pensar que hay una dualidad entre materia y espíritu (entendido no como el espíritu humano) Lo anterior podría validar la premisa que Oscar le decía a una amiga que afirmaba que todo en el universo tiene una explicación razonable “La ciencia, se lamenta ya desde hace mucho tiempo, destruye la evidencia sensible de las cosas, transforma al mundo en un enorme grafico, resultados, etc.” (Del Giudice, 2000)

 

Como científico puedo responder que tal vez alguno piense que despojamos del aspecto “sensible” a las cosas que estudiamos, ya que un poeta puede decir mil y una cosas de la belleza y los científicos sociales podemos explicarlo  racionalmente desde la psicología y la sociología; Pero al final estamos concientes de la existencia de la dualidad objetividad-subjetividad para entender las cosas y por ejemplo para comprender a los cánones de belleza, es importante entender la parte científica bioquímica y psicosocial pero también su parte sensible y estética

 

Me gustaría finalizar con dos cosas unas preguntas hacia ustedes. ¿Creen que la ciencia le quita lo bello a la vida? ¿Qué las explicaciones científicas son causantes de la desaparición de leyendas, fantasías y del pensamiento mágico? ¿Creen que la ciencia esta en disputa con el arte?

 

Y por ultimo una frase de Carl Sagan “La manera de pensar científica es imaginativa y disciplinada al mismo tiempo. Ésta es la base de su éxito. La ciencia nos invita a aceptar los hechos, aunque no se adapten a nuestras ideas preconcebidas.” (Sagan, 2000)

Anuncios

~ por rocambolesque en 17 julio 2008.

Una respuesta to “De la “pelea” entre el arte y la ciencia así como cosas peores”

  1. io no creo q la ciencia y el arte esten peleados, cada una busca explicar la realidad asu manera, solo son diferentes puntos d vista
    saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: